PonteWordCamp 2022. Reflexiones en caliente

27 de septiembre de 2022
Disfrazado de Wapuu en el salón de actos
Foto de Nilo Vélez

Ya hace algunos años de cuando, allá por septiembre de 2016, fui a mi primera meetup de WordPress Pontevedra. Fui solo, una amiga me incitó y se rajó en el último momento.

Entonces me parecía increíble que estuviese asistiendo a un evento de esas características. Lo percibía como algo super-pro, solamente al alcance de algunos privilegiados.

Curioso.

De WordCamp a WordCamp y tiro por que me toca

Dos años después, asistía a mi primera WordCamp, en Pontevedra. Decía que iba como «involuntario» —Esta vez, quiero ir como asistente, pero contad conmigo para lo que haga falta—.

Ya entonces, me sentía formar parte de esa piñita que Juan Hernando (Hernando de apellido) había conseguido juntar en la ciudad del Lérez.

Después de esa, dos meses después, montaba por primera vez en avión para asistir a WordCamp Granada. Y luego vinieron Madrid, Irún (donde me estrené como voluntario), Lisboa.

En la segunda edición de WordCamp Pontevedra, PonteWordCamp, ya fui como organizador. Sevilla, Valladolid… y una pandemia después, WCEU en Porto y, de nuevo, arrimo el hombro en la organización de PonteWordCamp 2022.

Nunca me canso de destacar la calidad y calidez humana de la comunidad de WordPress en España. En general, creo que, como a mí, muchos tenemos especial cariño a WordPress gracias a esta sensación de cercanía con personas que vivimos tan lejos.

Disfrazado de Wapuu rellenando acreditaciones
Foto de Nilo Vélez

¿Y cómo he vivido PonteWordCamp 2022?

Pues con bastantes sentimientos encontrados, en especial durante la preparación. La pandemia, por unas y por otras ha hecho que me acostumbre muy bien a la soledad, al silencio, al sedentarismo…

Por suerte, y desde la parte más racional de mi ser (o no ser) sabía que volver a asistir a estos eventos iba a ser bueno para mí y, en mayo, me autoconvencí para ir a Porto.

Por supuesto, mereció la pena. Fue un gran empujón para ponerme en marcha y apostar, de nuevo, por organizar una PonteWordCamp inolvidable en la que reencontrarse con todos aquellos que, sin saber muy bien por qué, ya consideras tus amigos.

¿Conseguido? Yo creo que sí. Aún con el hormigueo en las piernas del trote del fin de semana, ya me he sorprendido haciendo cuentas para decidir cuál será la próxima. Al fin y al cabo, como dijo alguien alguna vez, y esta vez más que nunca, esto es «un churrasco con amigos».

¡Nos vemos en la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.