Nos exigimos demasiado

Hoy, mientras desayunaba, me he puesto a leer la newsletter de enlace permanente, que Juan Hernando intenta hacernos llegar cada viernes tempranito para informarnos de las novedades en el mundo WordPress.

Lleva unas semanas sin conseguirlo. Algo que, es comprensible. Ocurren circunstancias que cambian las prioridades: carga extra de trabajo, enfermedad, que no te apetezca… Porque estas cosas salen bien, si te apetece hacerlas, si no, malamente.

En esta ocasión nos comenta como, con la idea de crecer, comenzamos a exigirnos a nosostros mismos hasta puntos en los que ponemos en peligro nuestra integridad mental. Y es verdad. Además de la exigencia que implica seguir siendo competente el en trabajo de cada día, nos creamos otros objetivos, entre lo personal y lo profesional, que nos suponen un esfuerzo extra, y podría decirse que innecesario, cuando ya estamos agotados.

A mi me ocurre, y ni por asomo creo que me esfuerce tanto como otros.

Una WordCamp no termina…

Después de la WordCamp de Madrid, incluso estando allí ha intentado ponerme a redactar mi experiencia en el evento. Como si fuese una obligación. Sumado al trabajo, del que suelo regresar bastante agotado mentalmente, asistir a otras dos meetup esta semana, intentar organizar una pequeña fiesta de cumpleaños, y saber que tengo pendientes unos cuantos trabajos del ciclo formativo… Se ha convertido en un motivo de ansiedad en lugar de algo que disfrute haciendo en mi tiempo libre. Y esto, hace que pierda la gracia.

Trabajando en los bares

Estando en alguna conversación de estas que surgen en los bares, he llegado a comentar «Joder, es que quedamos para seguir trabajando, en lugar de desconectar».

Aprovechamos esos momentos, de «ocio», para obtener ayuda sobre ciertos temas, discutir sobre nuestros proyectos o incluso proponernos otros nuevos. En lugar de desconectar, nos añadimos nuevas tareas a la espalda.

Bajar el ritmo para vivir mejor

Hace unos meses decidí que iba a relajar la marcha, tenía varios frentes abiertos y ya me había dado cuenta que para lo único que no tenía tiempo era para mí mismo. Y aunque lo intentase, mi cabeza siempre estaba pendiente de lo que me quedaba por hacer.

Aún así, me vinieron varios compromisos extra que aumentaron, todavía más, las tareas de las que estar pendiente.

Terminando las tareas pendientes

Nada, ya voy terminando esta reflexión. Quizás tenemos que empezar a valorar más el tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos, a disfrutar, y dejar de comprometernos a más de lo que podemos, realmente, abarcar.

La entrada sobre WCMAD, queda oficialmente pospuesta hasta que tenga un ratico en el que realmente quiera escribir sobre ello, y ahora cierro este post para, usar el tiempo que queda en hacer la cama, que con esto de estar corriendo de un lado para otro, es una de las tareas que siempre se queda sin hacer.

¡Un abrazo! Y relax.

Mitos sobre las imágenes digitales: Puntos, píxeles y densidades.

Existen, a mi juicio, unos cuantos falsos mitos sobre las imágenes digitales. Algunos, creo que los he ido desmontando durante estos meses que he escrito sobre diferentes formatos de imagen, como PNG o JPEG. Otros están asentados en el conocimiento más básico de muchos y les llevan a realizar ajustes en sus imágenes que carecen de sentido. Con argumentos, voy a intentar cazarlos. Puede que no estés de acuerdo, eso está bien, yo soy muy bueno equivocándome. Busca tus argumentos, y quédate con lo que más te convenza.

Continuar leyendo “Mitos sobre las imágenes digitales: Puntos, píxeles y densidades.”

Aplicaciones para optimizar imágenes

compresión de imagen

En las últimas semanas, he estado intentando dar una visión sobre diferentes tipos de ficheros de imagen. Desde la ignorancia, pero leyendo bastante, he querido hacer ver que no hay un formato mágico que valga para todo. No todos los formatos son iguales, y para cada problema tenemos una solución más óptima que las demás.

Creo que, a día de hoy, ya disponemos de una base para saber qué estamos tocando y qué formatos elegir para cada tipo de imagen.

Hoy, toca hablar de aplicaciones para optimizar imágenes. Y tenemos de todos los colores, sabores y para todas las plataformas. ¡Vamos a ello!

Continuar leyendo “Aplicaciones para optimizar imágenes”

El formato JPG

JPG, o JPEG, es uno de los formatos de imagen más utilizados, sobre todo a nivel web. Existen varios tipos de JPEG. Sin embargo, uno de ellos es el más empleado con mucha diferencia.

El formato jpegque todos conocemos emplea un algoritmo de compresión con pérdida del mismo nombre. Antes de guardar el fichero, el algoritmo JPEG realiza una serie de operaciones sobre la imagen de termina en una pérdida de calidad, y un tamaño de archivo mucho más pequeño. En función de los parámetros que se establezcan para el algoritmo, esta pérdida de calidad será mayor o menor. Cada vez que abres una imagen en un editor y la vuelves a guardar como jpg, hayas hecho cambios o no, el algoritmo de compresión se aplica nuevamente, incrementando la pérdida de calidad sobre la imagen.

Continuar leyendo “El formato JPG”

Qué son los inodos

Seguro que alguna vez te has preguntado qué son los inodos. Si has tenido que contratar un servicio de hosting, habrás visto que suelen limitarte el almacenamiento y un número de inodos. También, puede que hayas experimentado en una o más ocasiones que, sin haber consumido el espacio de almacenamiento, no puedes seguir metiendo ficheros porque has superado el límite de inodos.

Continuar leyendo “Qué son los inodos”

Factores para optimizar una imagen

Imagen con varios efectos

Cuando hablamos de optimizar una imagen, u optimizar lo que sea, hablamos de buscar el mejor equilibrio posible entre el resultado que buscamos y el coste que tiene.

Optimizamos todos los días y a todas horas, cuando decimos eso de «Voy a nosédonde, y ya hago noséqué, porque me pilla casi de camino». Ir directamente a “nosédonde” posiblemente sea más rápido que desviarse ligeramente para hacer “noséqué” pero, hacer las dos cosas en ese orden es más rápido que hacerlas de manera separada.

Continuar leyendo “Factores para optimizar una imagen”